Recuperación de terrenos con UAVs tras un incendio

Conseguir que una zona que ha sufrido un incendio vuelva a ser lo que era es un trabajo que necesita mucho tiempo y medios, pero tratar de recuperar los terrenos que han sufrido un incendio con el empleo de UAVs puede ser menos costoso y más eficiente.

Acciones a realizar tras un incendio

Preparar el terreno

Tras un incendio, las lluvias pueden ocasionar graves daños a la orografía del terreno y se llevarán las semillas que deberían reforestar la zona. Las acciones recomendadas es preparar y controlar los cauces de los arroyos pluviales y sus posibles desbordamientos.

Un UAV equipado con un buen sistema de fotografía y vídeo puede hacer un estudio completo del área incendiada, obteniendo mapas cartográficos y supervisando la evolución de los cauces de los ríos pluviales.

Saneamiento de los restos del incendio

Para evitar la aparición de plagas de insectos es necesario retirar los restos calcinados que hay tras un incendio, pero hay que hacer una buena selección de lo que hay que desechar, ya que incluso algunos restos quemados de la vegetación pueden ayudar a proteger el terreno y alguno árboles son recuperables, pues puede que no se hayan quemado ni sus raíces ni su interior.

Por ello, un UAV dotado con el material apropiado puede hacer que los operarios supervisen la zona más rápidamente y acceder a zonas de difícil acceso, evitando peligros y permitiendo decidir más fácilmente qué partes hay que sanear una vez examinada la zona.

Dejar que el terreno se recupere

Tras las dos fases anteriores es recomendable que pasen hasta dos años antes de comenzar la reforestación. Durante esta fase también es aconsejable el empleo de UAVs para vigilar y cotejar el crecimiento del área incendiada.

Proyectar la reforestación

Durante estos años en los que se deja al terreno recuperarse del incendio se pueden realizar diversas acciones: realizar estudios de la vegetación y el terreno, recomponer cortafuegos, senderos, puestos de vigilancia… Los UAVs pueden supervisar el buen trazado y las condiciones de los senderos y cortafuegos a la par que realizar los estudios pertinentes del área que ha sufrido el incendio; incluso se puede aprovechar para que los puestos de vigilancia estén preparados para incorporar drones especializados para este fin.

Reforestación

La última acción a realizar sería la reforestación de la zona que ha sufrido el incendio. Si el área no se repuebla por sus propios medios, se pueden realizar acciones de reforestación con UAVs: una técnica avanzada es incluir como carga de pago en un dron unas cápsulas de arcilla e hidrogeles mezclados con sustratos y abonos que contengan las semillas de árboles. Éstas serían liberadas en base a una preconfiguración y con las siguientes lluvias el agua haría germinar las semillas.

Los UAVs de la gama NM& que son controlados por el software Veronte PIPE son capaces de realizar todas estas acciones descritas. Incorporan una preconfiguración automática para la liberación de cápsulas con la que solo es necesario señalizar la zona a reforestar y el UAV se configura automáticamente para sobrevolar la zona y dispersar las semillas de los árboles a reforestar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *