Control de las moscas Tsetsé en Etiopía con drones

Embention participa conjuntamente con IAEA (International Atomic Energy Agency) en el proyecto “Drones Against Tse”, para el control de la población de moscas Tsetsé en África. En una primera fase, el proyecto se centra en el control de la plaga en Etiopia, con el objetivo de actuar próximamente en otras áreas afectadas de África. Dicho proyecto ha sido recientemente clasificado como semifinalista en el concurso “Drones For Good” 2016, organizado en Dubái (Emiratos Árabes Unidos).

El fin que persigue el concurso “Drones For Good” es animar a las personas con mayor inventiva y capacidad de innovación del mundo a encontrar soluciones tecnológicas a los problemas de hoy en día y mejorar la vida de las personas. Este concurso ayuda realmente a la gente a marcar la diferencia solidariamente.

El proyecto es una iniciativa para controlar la tripanosomiasis africana transmitida por las moscas Tsetsé, comúnmente conocida como la enfermedad del sueño. Consiguiéndose por medio de la Técnica de los Insectos Estériles (SIT, Sterile Insect Technique). Dicha técnica permite la reducción de la población de moscas mediante la liberación de moscas estériles. Moscas Tsetsé estériles macho son liberadas en las cercanías poblaciones indígenas, estos machos estériles se acoplan con las hembras silvestres, reduciendo así la descendencia y la población de la nueva generación. Para que el procedimiento sea efectivo, se liberan alrededor de 100 moscas Tsetsé estériles por kilómetro cuadrado cada semana.

Operación de vuelo para el control de las moscas Tsetsé

El dron de ala fija que se utiliza tiene una autonomía de 2 horas de vuelo con una carga de pago de 2 Kg. y una velocidad crucero de 72 Km/h. Las moscas Tsetsé estériles son lanzadas, al alcanzar el área de control, con el dron volando a una altitud de 300 metros sobre la vegetación, siguiendo rutas preconfiguradas en su sistema de aviónica, Veronte Autopilot, y su software de control, Veronte Pipe. Estas rutas son diseñadas acordes a la información recopilada previamente de los hábitats de las moscas Tsetsé, con la ayuda de modelos de predicción de distribución MAXENT, e imágenes de los satélites MODIS.

Las moscas Tsetsé, una vez esterilizadas y enfriadas, reduciendo así su actividad para que no se dañen durante el vuelo, son alojadas en cajas biodegradables y estas, a su vez, se encapsulan en unas vainas especiales que mantienen la temperatura, y permiten el lanzamiento controlado de las mismas. Unas 5000 moscas Tsetsé pueden ser liberadas en cada vuelo sobre una superficie de 100 km2.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *