Desde la aparición del coronavirus se han estado usando diferentes tipos de tecnología para combatirlo, entre ellos, los drones.

China fue el primer país en implantar UAVs en la lucha contra el COVID-19, uniéndose a esta revolución tecnológica el resto de países afectados: España, Italia, Francia… todos ellos han recurrido a los drones para asegurar a la población y combatir la propagación de la enfermedad.

¿Cómo se están usando contra el coronavirus?

Los drones están ejerciendo un papel fundamental contra el coronavirus. La policía y fuerzas de seguridad de diferentes países están logrando asegurar el cumplimiento de las reglas de seguridad gracias a su uso. Una de las ventajas más importantes de los UAVs es la capacidad de acción sin poner en riesgo a los operarios.

Muchos de estos drones llevan implantados cámaras y altavoces, controlando una zona mayor que las patrullas terrestres. El uso de los altavoces está sirviendo para dar órdenes e informar a la población de la situación. Como sucede en España, tal y como podemos ver en la siguiente publicación.

Ventajas del uso de drones contra el COVID-19

Las ventajas que los drones ofrecen ante este tipo de situaciones es muy amplia.

  • Propagación de desinfectante por las calles de las ciudades.
  • Envío de suministros médicos a enfermos, hospitales y zonas de difícil acceso para otro tipo de vehículos.
  • Incorporación de cámaras térmicas para el control de temperatura. Consiguiendo medir la temperatura corporal de los afectados y llevar un seguimiento de los enfermos.
  • Control a distancia con un gran radio de visión.

En un caso como el actual, donde el contagio del coronavirus se genera por la relación humana, los UAVs son de vital importancia para controlar la propagación del virus. Los drones ofrecen la posibilidad de cubrir el mayor terreno posible en poco tiempo y sin poner en riesgo a nadie.

¿Será el inicio de una revolución tecnológica?

Las posibilidades que ofrecen los drones y vehículos UAV son muy amplias y se han convertido en una herramienta imprescindible para lograr con éxito el control del virus sin poner en riesgo innecesario a los agentes de seguridad. La implementación de los UAVs es imparable en cada vez más ámbitos y sectores, dando lugar a una revolución tecnológica total.