Retos de la integración de drones en las Smart Cities
Retos de la integración de drones en las Smart Cities
enero 13, 2023
enero 13, 2023
| Noticias

La tecnología de los drones avanza y poco a poco se utiliza cada vez más en el desarrollo de las Smart Cities. Las Smart Cities son zonas que recopilan datos mediante tecnología digital, por lo que integrar la tecnología de los drones con las Smart Cities parece una buena idea. Estos drones pueden utilizarse para diversos fines, como vigilancia, entrega de mercancías, transporte de personas o fotografía, entre otros. Sin embargo, aunque la tecnología de los drones y eVTOL tiene muchas ventajas, también presenta ciertos obstáculos que abordaremos en este artículo. 

 

Drones en las Smart Cities

 

Además del claro reto tecnológico que supone la integración de los vehículos autónomos, como pueden ser drones o eVTOL, en las Smart Cities existe una serie de retos a resolver desde el punto de vista normativo, de seguridad y de aceptación por parte del mercado. A continuación vemos algunas ideas:

 

Aceptación: Privacidad y ciberseguridad    

La integración de los drones y eVTOL supone una revolución que puede no ser igualmente aceptada por toda la población. Existen mucho buenos usos de los drones y eVTOL, como pueden ser vigilancia, control de tráfico, reparto de mercancias, transporte de personas… pero tambien pueden ser utilizados para fines no tan correctos, como puede ser el espionaje, contrabando…

Además, la información capturada por estos sistemas debe ser almacenada de forma segura y es necesario asegurarse de que se hace de acuerdo a la legislación de privacidad. La tendencia es a que estos datos se almacenen en la nube, lo que abre el debate sobre el conocimiento de los implicados y sin la seguridad de la información. Estos datos transmitidos mediante redes inalámbricas, siendo sensibles a virus, malware y piratería. La aceptación de estos sistemas por parte de la población requerirá que se aporten soluciones solidas para estos temas.

 

Normativa: Legislación  y estandarización

El aumento del uso de drones y su interación en las Smart Cities requeriría nuevas normas y reglamentos para garantizar la seguridad y la privacidad de los civiles, lo que puede llevar tiempo. Las autoridades de aviación estan desarrollando polítias para la regulación del sector, permitiendo poco a poco un uso más extendido de estos vehículos autónomos. 

El futuro de los drones en las Smart Cities tendrá que integrarse plenamente en el espacio aéreo, a través de servicios UTM. En términos regulatorios, aún queda camino por recorrer. Empresas y gobiernos deben ponerse de acuerdo y establecer las medidas necesarias para impulsar la Movilidad Aérea Urbana (UAM). Sin embargo, está claro que los drones jugarán un papel esencial en las Smart Cities. La creación de alternativas sostenibles para el transporte en las grandes capitales está cada día más cerca. Disminuirán las aglomeraciones en las carreteras, se podrá acceder más rápidamente a determinados lugares y se reducirán las emisiones de carbono. 

 

Seguridad: Infrastructuras y Componentes

Los drones también pueden poner en peligro la seguridad pública, ya sea por accidente. Los accidentes pueden producirse si el usuario pierde el control del dron o si éste sufre un fallo, y el impacto varía en función del tamaño y peso del dron. Los accidentes creados de esta manera pueden herir al público y provocar pérdidas económicas si los drones colisionan con un edificio o cualquier otro objeto. 

Los accidentes entre vehículos aéreos, ya sea entre dos drones o entre un dron y una aeronave tripulada convencional, suponen el mayor peligro. Sin embargo, la mayoría de estos incidentes pueden evitarse utilizando sistemas como el ADS-B o Remote ID, que permite  identificar los vehículos aéreos cercanos y aleja al dron de ellos, realizando un procedimiento autónomo de detect and avoid. 

En Embention, estamos convencidos de que el futuro de la UAM pasa por garantizar la seguridad en drones y eVTOL. Por este motivo, Embention desarrolla su Autopiloto 4x Veronte con triple redundancia integrada y la posibilidad de añadir un cuarto núcleo para dotar de mayor disimilaridad al sistema. Además, este avanzado sistema de control está desarrollado según las normas DO160,DO178 y DO254, lo que garantiza la fiabilidad tanto del hardware como del software. Estamos seguros de que el transporte del futuro en las Smart Cities serán los drones, por eso, seguimos trabajando para que los drones pueblen nuestros cielos y la movilidad aérea urbana pueda ser una realidad.

La tecnología de los drones avanza y poco a poco se utiliza cada vez más en el desarrollo de las Smart Cities. Las Smart Cities son zonas que recopilan datos mediante tecnología digital, por lo que integrar la tecnología de los drones con las Smart Cities parece una buena idea. Estos drones pueden utilizarse para diversos fines, como vigilancia, entrega de mercancías, transporte de personas o fotografía, entre otros. Sin embargo, aunque la tecnología de los drones y eVTOL tiene muchas ventajas, también presenta ciertos obstáculos que abordaremos en este artículo. 

 

Drones en las Smart Cities

 

Además del claro reto tecnológico que supone la integración de los vehículos autónomos, como pueden ser drones o eVTOL, en las Smart Cities existe una serie de retos a resolver desde el punto de vista normativo, de seguridad y de aceptación por parte del mercado. A continuación vemos algunas ideas:

 

Aceptación: Privacidad y ciberseguridad    

La integración de los drones y eVTOL supone una revolución que puede no ser igualmente aceptada por toda la población. Existen mucho buenos usos de los drones y eVTOL, como pueden ser vigilancia, control de tráfico, reparto de mercancias, transporte de personas… pero tambien pueden ser utilizados para fines no tan correctos, como puede ser el espionaje, contrabando…

Además, la información capturada por estos sistemas debe ser almacenada de forma segura y es necesario asegurarse de que se hace de acuerdo a la legislación de privacidad. La tendencia es a que estos datos se almacenen en la nube, lo que abre el debate sobre el conocimiento de los implicados y sin la seguridad de la información. Estos datos transmitidos mediante redes inalámbricas, siendo sensibles a virus, malware y piratería. La aceptación de estos sistemas por parte de la población requerirá que se aporten soluciones solidas para estos temas.

 

Normativa: Legislación  y estandarización

El aumento del uso de drones y su interación en las Smart Cities requeriría nuevas normas y reglamentos para garantizar la seguridad y la privacidad de los civiles, lo que puede llevar tiempo. Las autoridades de aviación estan desarrollando polítias para la regulación del sector, permitiendo poco a poco un uso más extendido de estos vehículos autónomos. 

El futuro de los drones en las Smart Cities tendrá que integrarse plenamente en el espacio aéreo, a través de servicios UTM. En términos regulatorios, aún queda camino por recorrer. Empresas y gobiernos deben ponerse de acuerdo y establecer las medidas necesarias para impulsar la Movilidad Aérea Urbana (UAM). Sin embargo, está claro que los drones jugarán un papel esencial en las Smart Cities. La creación de alternativas sostenibles para el transporte en las grandes capitales está cada día más cerca. Disminuirán las aglomeraciones en las carreteras, se podrá acceder más rápidamente a determinados lugares y se reducirán las emisiones de carbono. 

 

Seguridad: Infrastructuras y Componentes

Los drones también pueden poner en peligro la seguridad pública, ya sea por accidente. Los accidentes pueden producirse si el usuario pierde el control del dron o si éste sufre un fallo, y el impacto varía en función del tamaño y peso del dron. Los accidentes creados de esta manera pueden herir al público y provocar pérdidas económicas si los drones colisionan con un edificio o cualquier otro objeto. 

Los accidentes entre vehículos aéreos, ya sea entre dos drones o entre un dron y una aeronave tripulada convencional, suponen el mayor peligro. Sin embargo, la mayoría de estos incidentes pueden evitarse utilizando sistemas como el ADS-B o Remote ID, que permite  identificar los vehículos aéreos cercanos y aleja al dron de ellos, realizando un procedimiento autónomo de detect and avoid. 

En Embention, estamos convencidos de que el futuro de la UAM pasa por garantizar la seguridad en drones y eVTOL. Por este motivo, Embention desarrolla su Autopiloto 4x Veronte con triple redundancia integrada y la posibilidad de añadir un cuarto núcleo para dotar de mayor disimilaridad al sistema. Además, este avanzado sistema de control está desarrollado según las normas DO160,DO178 y DO254, lo que garantiza la fiabilidad tanto del hardware como del software. Estamos seguros de que el transporte del futuro en las Smart Cities serán los drones, por eso, seguimos trabajando para que los drones pueblen nuestros cielos y la movilidad aérea urbana pueda ser una realidad.

La tecnología de los drones avanza y poco a poco se utiliza cada vez más en el desarrollo de las Smart Cities. Las Smart Cities son zonas que recopilan datos mediante tecnología digital, por lo que integrar la tecnología de los drones con las Smart Cities parece una buena idea. Estos drones pueden utilizarse para diversos fines, como vigilancia, entrega de mercancías, transporte de personas o fotografía, entre otros. Sin embargo, aunque la tecnología de los drones y eVTOL tiene muchas ventajas, también presenta ciertos obstáculos que abordaremos en este artículo. 

 

Drones en las Smart Cities

 

Además del claro reto tecnológico que supone la integración de los vehículos autónomos, como pueden ser drones o eVTOL, en las Smart Cities existe una serie de retos a resolver desde el punto de vista normativo, de seguridad y de aceptación por parte del mercado. A continuación vemos algunas ideas:

 

Aceptación: Privacidad y ciberseguridad    

La integración de los drones y eVTOL supone una revolución que puede no ser igualmente aceptada por toda la población. Existen mucho buenos usos de los drones y eVTOL, como pueden ser vigilancia, control de tráfico, reparto de mercancias, transporte de personas… pero tambien pueden ser utilizados para fines no tan correctos, como puede ser el espionaje, contrabando…

Además, la información capturada por estos sistemas debe ser almacenada de forma segura y es necesario asegurarse de que se hace de acuerdo a la legislación de privacidad. La tendencia es a que estos datos se almacenen en la nube, lo que abre el debate sobre el conocimiento de los implicados y sin la seguridad de la información. Estos datos transmitidos mediante redes inalámbricas, siendo sensibles a virus, malware y piratería. La aceptación de estos sistemas por parte de la población requerirá que se aporten soluciones solidas para estos temas.

 

Normativa: Legislación  y estandarización

El aumento del uso de drones y su interación en las Smart Cities requeriría nuevas normas y reglamentos para garantizar la seguridad y la privacidad de los civiles, lo que puede llevar tiempo. Las autoridades de aviación estan desarrollando polítias para la regulación del sector, permitiendo poco a poco un uso más extendido de estos vehículos autónomos. 

El futuro de los drones en las Smart Cities tendrá que integrarse plenamente en el espacio aéreo, a través de servicios UTM. En términos regulatorios, aún queda camino por recorrer. Empresas y gobiernos deben ponerse de acuerdo y establecer las medidas necesarias para impulsar la Movilidad Aérea Urbana (UAM). Sin embargo, está claro que los drones jugarán un papel esencial en las Smart Cities. La creación de alternativas sostenibles para el transporte en las grandes capitales está cada día más cerca. Disminuirán las aglomeraciones en las carreteras, se podrá acceder más rápidamente a determinados lugares y se reducirán las emisiones de carbono. 

 

Seguridad: Infrastructuras y Componentes

Los drones también pueden poner en peligro la seguridad pública, ya sea por accidente. Los accidentes pueden producirse si el usuario pierde el control del dron o si éste sufre un fallo, y el impacto varía en función del tamaño y peso del dron. Los accidentes creados de esta manera pueden herir al público y provocar pérdidas económicas si los drones colisionan con un edificio o cualquier otro objeto. 

Los accidentes entre vehículos aéreos, ya sea entre dos drones o entre un dron y una aeronave tripulada convencional, suponen el mayor peligro. Sin embargo, la mayoría de estos incidentes pueden evitarse utilizando sistemas como el ADS-B o Remote ID, que permite  identificar los vehículos aéreos cercanos y aleja al dron de ellos, realizando un procedimiento autónomo de detect and avoid. 

En Embention, estamos convencidos de que el futuro de la UAM pasa por garantizar la seguridad en drones y eVTOL. Por este motivo, Embention desarrolla su Autopiloto 4x Veronte con triple redundancia integrada y la posibilidad de añadir un cuarto núcleo para dotar de mayor disimilaridad al sistema. Además, este avanzado sistema de control está desarrollado según las normas DO160,DO178 y DO254, lo que garantiza la fiabilidad tanto del hardware como del software. Estamos seguros de que el transporte del futuro en las Smart Cities serán los drones, por eso, seguimos trabajando para que los drones pueblen nuestros cielos y la movilidad aérea urbana pueda ser una realidad.

La tecnología de los drones avanza y poco a poco se utiliza cada vez más en el desarrollo de las Smart Cities. Las Smart Cities son zonas que recopilan datos mediante tecnología digital, por lo que integrar la tecnología de los drones con las Smart Cities parece una buena idea. Estos drones pueden utilizarse para diversos fines, como vigilancia, entrega de mercancías, transporte de personas o fotografía, entre otros. Sin embargo, aunque la tecnología de los drones y eVTOL tiene muchas ventajas, también presenta ciertos obstáculos que abordaremos en este artículo. 

 

Drones en las Smart Cities

 

Además del claro reto tecnológico que supone la integración de los vehículos autónomos, como pueden ser drones o eVTOL, en las Smart Cities existe una serie de retos a resolver desde el punto de vista normativo, de seguridad y de aceptación por parte del mercado. A continuación vemos algunas ideas:

 

Aceptación: Privacidad y ciberseguridad    

La integración de los drones y eVTOL supone una revolución que puede no ser igualmente aceptada por toda la población. Existen mucho buenos usos de los drones y eVTOL, como pueden ser vigilancia, control de tráfico, reparto de mercancias, transporte de personas… pero tambien pueden ser utilizados para fines no tan correctos, como puede ser el espionaje, contrabando…

Además, la información capturada por estos sistemas debe ser almacenada de forma segura y es necesario asegurarse de que se hace de acuerdo a la legislación de privacidad. La tendencia es a que estos datos se almacenen en la nube, lo que abre el debate sobre el conocimiento de los implicados y sin la seguridad de la información. Estos datos transmitidos mediante redes inalámbricas, siendo sensibles a virus, malware y piratería. La aceptación de estos sistemas por parte de la población requerirá que se aporten soluciones solidas para estos temas.

 

Normativa: Legislación  y estandarización

El aumento del uso de drones y su interación en las Smart Cities requeriría nuevas normas y reglamentos para garantizar la seguridad y la privacidad de los civiles, lo que puede llevar tiempo. Las autoridades de aviación estan desarrollando polítias para la regulación del sector, permitiendo poco a poco un uso más extendido de estos vehículos autónomos. 

El futuro de los drones en las Smart Cities tendrá que integrarse plenamente en el espacio aéreo, a través de servicios UTM. En términos regulatorios, aún queda camino por recorrer. Empresas y gobiernos deben ponerse de acuerdo y establecer las medidas necesarias para impulsar la Movilidad Aérea Urbana (UAM). Sin embargo, está claro que los drones jugarán un papel esencial en las Smart Cities. La creación de alternativas sostenibles para el transporte en las grandes capitales está cada día más cerca. Disminuirán las aglomeraciones en las carreteras, se podrá acceder más rápidamente a determinados lugares y se reducirán las emisiones de carbono. 

 

Seguridad: Infrastructuras y Componentes

Los drones también pueden poner en peligro la seguridad pública, ya sea por accidente. Los accidentes pueden producirse si el usuario pierde el control del dron o si éste sufre un fallo, y el impacto varía en función del tamaño y peso del dron. Los accidentes creados de esta manera pueden herir al público y provocar pérdidas económicas si los drones colisionan con un edificio o cualquier otro objeto. 

Los accidentes entre vehículos aéreos, ya sea entre dos drones o entre un dron y una aeronave tripulada convencional, suponen el mayor peligro. Sin embargo, la mayoría de estos incidentes pueden evitarse utilizando sistemas como el ADS-B o Remote ID, que permite  identificar los vehículos aéreos cercanos y aleja al dron de ellos, realizando un procedimiento autónomo de detect and avoid. 

En Embention, estamos convencidos de que el futuro de la UAM pasa por garantizar la seguridad en drones y eVTOL. Por este motivo, Embention desarrolla su Autopiloto 4x Veronte con triple redundancia integrada y la posibilidad de añadir un cuarto núcleo para dotar de mayor disimilaridad al sistema. Además, este avanzado sistema de control está desarrollado según las normas DO160,DO178 y DO254, lo que garantiza la fiabilidad tanto del hardware como del software. Estamos seguros de que el transporte del futuro en las Smart Cities serán los drones, por eso, seguimos trabajando para que los drones pueblen nuestros cielos y la movilidad aérea urbana pueda ser una realidad.

Últimas Noticias