La cada vez mayor toma de conciencia del potencial del sector dron en la sociedad, provoca la aplicación de esta clase de vehículos no tripulados en innumerables situaciones que exigen mayores funcionalidades, entre ellas la versatilidad en el despegue: ya sea en vertical (propia de helicópteros) o en horizontal (característica de aviones). Es en esta situación en donde entran en juego los drones híbridos, capaces de despegar (y aterrizar) de ambas maneras en base a las necesidades de la misión.

Es por esta nueva necesidad por la que nació la colaboración de Embention con Star Defense & Logistics (SDLE), empresa del sector defensa y militar, para la elaboración de un vehículo aéreo no tripulado que cumpliera con las expectativas esperadas de los drones híbridos.

Proyecto Aeronave Híbrida Zarek SDLE Embention

De esta manera, se creó un UAV híbrido con motor de inyección electrónica destinado a misiones de vigilancia con cámara dual de precisión y transmisión de video a larga distancia, pero donde destaca sobre todo el papel del producto estrella de Embention, su autopiloto.

Mediante el Autopiloto Veronte, el UAV desarrollado junto a SDLE no solo disfruta de las características usuales del autopiloto, tales como la estabilización del gimbal, comunicaciones 4G o el seguimiento preciso de la ruta para todo tipo de misiones, sino que saca el máximo partido a la naturaleza híbrida del dron: mediante el Autopiloto Veronte es posible programar transiciones completamente automáticas, pudiendo así cambiar de manera totalmente autónoma el tipo de vuelo vertical a horizontal y viceversa, dependiendo de las necesidades detectadas por el autopiloto durante la misión. Todo ello con único autopiloto.

Así pues, la capacidad de Embention y su Autopiloto Veronte para todo el potencial de los drones híbridos queda más que probada mediante su exitosa colaboración con SDLE en el proyecto comentado.