Contact Us

PDF / PNG / JPG / JPEG / WORD / GIF / EXCEL

I accept the LOPD*
La FAA americana aprueba las operaciones comerciales con UAV totalmente autónomos

Pensando en el futuro podemos llegar a imaginar cosas a priori muy inverosímiles tales como coches voladores, comida impresa, reuniones holográficas, entregas con drones autónomos y muchas otras. Tal vez y sólo tal vez, todas estas cosas no sean tan inverosímiles después de todo.

La semana pasada se dio un gran paso adelante en el sector de los UAV, especialmente para la industria de los pilotos automáticos profesionales. El principal organismo regulador de la aviación de EE.UU, el FAA (Federal Administration Aviation), aprobó los primeros vuelos comerciales con drones totalmente autónomos, otorgando a una pequeña empresa con sede en Massachusetts permiso para operar drones sin pilotaje práctico ni observación directa por parte de controladores u observadores humanos.

Regulaciones de la FAA

La decisión de la Administración Federal de Aviación limita la operación de drones autónomos a áreas rurales y altitudes por debajo de los 400 pies. A pesar de estas limitaciones nos encontramos ante un hito histórico en el uso de drones con fines profesionales y para sectores tan diversos como la agricultura, servicios públicos o empresas mineras, entre muchísimos otros.

Hasta ahora, el uso de los UAVs en EEUU se había drásticamente bloqueado o reducido por ley. Esto se debía a que las regulaciones de la FAA requerían de observadores visuales (VLOS) estacionados a lo largo de la trayectoria de vuelo para vigilar el espacio aéreo en todo momento. Esta norma se recopila en el Título 14 del Código de Reglamentaciones Federales, Parte 107. Operar obviando estos estatutos requería de una larga combinación de exenciones y permisos. Además el proceso para validar estas operaciones y obtener las exenciones de la FAA era largo, arduo y muy riguroso por parte de las autoridades.

Afortunadamente, esta situación tal y como comentamos ha cambiado y la aprobación de los vuelos autónomos sin intervención humana ha sido posible principalmente gracias al cumplimiento de las siguientes premisas:

  • Las estaciones de control situadas en tierra deben mostrar en tiempo real información tan relevante como la altitud, posición, dirección y modo de vuelo. Esta información debe estar disponible en todo momento para el piloto remoto (RPIC).
  • El RPIC debe asegurarse de que el sistema de detección de otras aeronaves funcione perfectamente, esté operativo e identifique de forma efectiva cualquier aeronave no participante antes de su entrada en la zona de vuelo programada o área operativa.
  • El UAV debe alertar al RPIC de manera visual y audible de un posible mal funcionamiento del sistema UAV o de la pérdida del radioenlace entre la estación de tierra y la aeronave para su comando y control (C2).
  • Si el RPIC pierde este radioenlace con el UAV, éste debe seguir una ruta

El escenario europeo es bastante diferente, EASA todavía está desarrollando el marco de actuación para los UAVs. Sin embargo, durante los últimos meses se ha avanzado muchísimo y es muy probable que la normativa europea siga los pasos de la FAA en materia de vuelos con drones comerciales autónomos.

Líderes en autopilotos y componentes para drones y UAV

En Embention ya estamos preparados para este reto. Nuestros productos en sí mismos así como nuestra amplia experiencia en materia de certificación, nos permiten satisfacer todos los requisitos de la FAA mencionados anteriormente. Nuestras estaciones de control en tierra son totalmente capaces de alertar al operador en caso de mal funcionamiento del UAV y de mostrar en tiempo real la altitud, posición, actitud y modo de vuelo.
Además, el Autopiloto Veronte 4x presenta la redundancia necesaria para satisfacer los requisitos de los reglamentos federales de aviación de la Parte 21.

Veronte autopilot 4x features