Contact Us

PDF / PNG / JPG / JPEG / WORD / GIF / EXCEL

I accept the LOPD*
El aterrizaje sobre plataformas móviles en ambientes desprovistos de sistema GNSS

El posicionamiento GNSS (Global Navigation Satellite Systems) juega un papel fundamental en la industria del transporte de hoy en día incluyendo ésta, la tecnología UAV (Unmanned Aerial Vehicle).

Los sistemas GNSS han permitido la navegación de precisión desde un punto A a un punto B e incrementado la seguridad de los vuelos haciendo posible evitar determinadas zonas de exclusión pre-programadas (como aeropuertos, áreas militares, fronteras, etc.) a la vez que han habilitado el tracking en tiempo real.

Sin embargo, los sistemas GNSS también presentan debilidades. Por un lado, sus señales de  radio son susceptibles de ser inhibidas (jamming) o reemplazadas por señales engañosas (spoofing) y, por otro lado, el GNSS no es capaz de facilitar información sobre los objetos en movimiento que hay presentes alrededor de nuestro dron y que tendría que evitar o sobre la plataforma móvil sobre la cual tendría que aterrizar.

Recursos que afectarán a nuestro UAV

El “jamming” y el “spoofing” del GNSS, son diferentes recursos que afectarán a nuestro UAV de diferentes maneras.

“Jamming” sería la interferencia maliciosa de las señales del GNSS con el propósito de conseguir que el receptor GNSS pierda la capacidad de enviar una estimación de su posición.

Por otro lado, el “spoofing” es un tipo de ataque más avanzado en el cual, el “enemigo” genera señales GNSS falsas que emulan a las reales con la intención de dar una información falsa sobre la posición del dron. Así, el atacante toma el control del receptor GNSS y le dice al UAV que está en una posición diferente de la que en realidad está.

Por supuesto, estos ataques son más peligrosos en aquellas maniobras llevadas a cabo a baja altitud, principalmente en los despegues y aterrizajes. 

Un ataque mediante “spoofing” en el que se le dice al UAV que está, por ejemplo, en una posición más alta de la que en realidad está, hará que el dron active una respuesta automática para hacerlo bajar, lo cual a su vez hará que se estrelle en caso de no detectar el ataque a tiempo. Este es el motivo principal por el que en determinadas misiones críticas, el hecho de no depender del GNSS para las maniobras de despegue y aterrizaje es un requisito básico y esencial.

Aparte de estos problemas, si el dron tiene que aterrizar automáticamente en una plataforma móvil, las cosas se complican.  En estos casos,  obtener la posición relativa de la plataforma es esencial ya que esto permitirá que el dron haga las correcciones necesarias para llevar a cabo la maniobra “rendezvous” o maniobra de aproximación, adecuando la velocidad del dron con respecto a la posición de la plataforma para un aterrizaje de precisión.

El Autopiloto Veronte y su compatibilidad con Internest

Landing in Moving Vehicles in GNSS denied environments - Veronte

Los aterrizajes de precisión sobre plataformas móviles en ambientes carentes de GNSS son conseguidos por el autopiloto Veronte, gracias a su compatibilidad con el sistema Internest de medida de alta precisión de la posición relativa, cuyos datos son introducidos en el filtro estimador del sistema interno de navegación del autopiloto. El sistema Internest se basa principalmente en el envío de señales ultrasónicas durante la aproximación, de hasta 50m de distancia desde la base de aterrizaje para determinar la posición de la plataforma .

El autopiloto Veronte conducirá la plataforma hasta la zona de cobertura del sistema Internest utilizando señales GNSS convencionales, y una vez allí, la información facilitada por los sensores Internest será la utilizada para el aterrizaje de precisión.

La combinación Veronte – Internest, manifiesta nuestro compromiso para la consecución de una navegación y unas maniobras de aterrizaje más seguros y precisos.