Contaminación lumínica y cómo controlarla con drones

La contaminación lumínica es uno de los asuntos que afectan negativamente a nuestro medio ambiente. A día de hoy este problema pasa desapercibido pero no deja de afectar a nuestra salud, a nuestro entorno y algunas profesiones, siendo las observaciones astronómicas las más perjudicadas.

Los astrónomos fueron de los primeros en señalar el problema, pero las imágenes nocturnas captadas desde el espacio de nuestro planeta, donde se puede observar la iluminación de las zonas urbanizadas, ha hecho que se esté tomando mayor conciencia de la contaminación lumínica. Algunos estudios biológicos señalan que afecta a la biodiversidad del entorno como al crecimiento de plantas, a las aves migratorias, a los insectos y muchos otros elementos de nuestro medio ambiente.

En las personas, la contaminación lumínica perjudica al sistema circadiano, nuestro reloj biológico, que es el que regula las funciones fisiológicas de nuestro organismo. Y en lo referente al gasto económico y energético, en 2014 según estudios energéticos se estimó que el gasto en alumbrado en España aumento hasta 830 millones de euros anuales, y se estima que contando con un alumbrado público más eficiente y controlándolo este gasto se podría reducir hasta un 50%.

Control de la contaminación lumínica con drones

Drones para monitorizar la contaminación lumínica

Para optimizar el consumo energético y controlar la contaminación lumínica, se puede calcular su índice confeccionando productos cartográficos y mapas con la obtención de fotogrametría nocturna con drones. Con dicha información se puede rediseñar la iluminación de las ciudades disminuyendo la iluminación proyectada hacia el cielo y ajustando los niveles lumínicos a los necesarios.

Actualmente ya existen componentes electrónicos de poco peso, como los sensores fotoeléctricos que incorporan los coches, que se pueden incorporar en los drones para monitorizar y controlar la contaminación lumínica. Estos drones permiten recopilar rápidamente datos del nivel lumínico de la zona a rastrear, creando mapas térmicos que determinarían las áreas más afectadas.

Para capacitar cualquier dron para obtener los niveles de contaminación lumínica de un área determinada sólo es necesario integrar el Autopiloto Veronte y los sensores de los que hemos hablado. Además ya existe la gama de drones NM& optimizada para la integración del Autopiloto Veronte y de este modo poder estar recopilando la información lumínica más eficientemente.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *